Leandro Halperín: “La regla en la cárcel debe ser el trabajo”

 
Diario LA  GAZETA de Tucuman, domingo 6 de abril de 2014.

Aunque celebra el debate, el especialista considera que no es el momento más adecuado como para impulsar la reforma del Código Penal

 
LH en Tucuman
 
El jurista Leandro Halperín mandó a leer el anteproyecto de reforma del Código Penal a los que opinan -en contra o a favor- de este texto. En especial a la dirigencia política: “los excesivamente críticos o defensores son irresponsables. Primero, deben leer el texto. Por las críticas y elogios que oí infiero que no lo hicieron. Eso habla de una gran irresponsabilidad de nuestros dirigentes; que en algunos casos no están formados y en otros, aun formados, muestran ignorancia supina”.
 
El abogado, experto en temas carcelarios, visitó Tucumán el viernes, invitado por la agrupación Franja Morada, para la jornada de Derecho Penal La Reforma del Código Penal, que se realizó ante una repleta aula Magna de la Facultad de Derecho. Antes, habló con LA GACETA.
 
“Nuestra sociedad precisa discutir abiertamente y de cara a la comunidad cómo vamos a resolver el conflicto que el delito significa. En primer lugar, se debe tener claro que el Código Penal no resuelve el problema: es una respuesta frente a lo que ya pasó. Es preciso clarificar esto, para que la sociedad sepa que no se está discutiendo cómo prevenir el delito, sino qué hacer cuando este ya se produjo”, indicó Halperín.
 
A raíz de ello, señaló la importancia de que el Gobierno avance con políticas de prevención del delito. “Nuestro país adolece de estas estrategias; desde hace muchos años vemos cómo crece, no sólo el delito urbano, sino también el crimen organizado. El Estado falló en los controles; y no sólo esto, sino que, en ocasiones, generó un marco normativo favorable para que el crimen organizado se instale en nuestro país”, cuestionó. Como ejemplo citó las leyes de blanqueo de capitales: “alguien puede invertir en nuestro país sin que se le pregunte de dónde trae el dinero; como si fuésemos un paraíso fiscal”.
 
No obstante acordar con el debate, Halperín no se mostró muy convencido respecto de que la reforma del Código Penal se dé en el momento adecuado. “Lamentablemente, quienes estamos en la academia no elegimos el momento, sino las autoridades de los poderes del Estado. Creo que hoy es inconveniente; que el mejor momento es cuando los procesos políticos empiezan y no cuando terminan. Por otra parte, creo que el ámbito de discusión debe ser el parlamento, consideró Halperín.
 
A su criterio, otro punto central a debatir es qué hacer con aquellos que se encuentran privados de libertad, por orden judicial. “En nuestro país la prisión para siempre no existe. Los hombres y mujeres que habitan las cárceles en algún momento volverán al medio libre. Debemos exigir que las políticas públicas que se aplican en las cárceles busquen que esa vuelta al medio libre no sea conflictiva, ni para ellos ni para los que estamos esperando en las calles”, advirtió. El abogado fustigó la política carcelaria argentina. “No puede ser que la regla de nuestras cárceles sea la falta de oportunidades, el golpe, la tortura. Si se trata a una persona como si tuviese cuatro patas, moviese la cola y ladrase, efectivamente se le hará creer que es un perro”, criticó. En oposición, propone otro tipo de medidas: “la regla debe ser la educación, el trabajo; la intervención de profesionales con una mirada interdisciplinaria, cuyo objetivo sea la vuelta pacífica al medio libre, no el regreso inmediato a la prisión”.

 

 

Anuncios