Comparto con ustedes la introducción del informe que presentarán, en unos días, la Facultad de Derecho de la UBA y la Procuración Penitenciaria de la Nación, trabajo que tuve el placer de coordinar.

EDUCACIÓN UNIVERSITARIA EN CONTEXTOS DE ENCIERRO

30 años del Programa UBA XXII

La Democracia argentina está en deuda. Se crea en la cárcel como una justa retribución a una grave infracción, un espacio destinado a aumentar la vulnerabilidad de los seleccionados y someter a los excluídos, como el lugar donde se resocializarán aquellos individuos que han transgredido la moral hecha norma o no se crea en que debe ser utilizada; lo cierto es que el sistema penitenciario no cumple con la finalidad que la ley le otorga. No prepara para la vuelta al medio libre, estigmatiza y reproduce las conductas que sanciona.

Traspasando los muros de la prisión, el Estado se convierte en lo que dice prevenir, delinque y muestra su peor cara cuando deja de cumplir con su indelegable rol de garante de derechos para transformarse en su principal violador. Más