Los estudiantes de derecho de la Universidad de la República (Uruguay), organizaron el “XIV Congreso Nacional de Derecho Penal y Criminología” y me invitaron a exponer junto a Roy Vitalis, un estudiante de Ingeniería que está detenido en el penal de Punta de Rieles, en un panel al que llamaron “Educación a pesar de la cárcel”.

Finalmente a Roy no lo autorizaron a ir pero grabó un video en donde cuenta lo importante que sería poder llevar adelante en los penales uruguayos una experiencia similar a la de la Universidad de Buenos Aires en las cárceles federales argentinas. También habló de como se vive en la mayoría de los penales charrúas y la situación no dista mucho de lo que ocurre en su cercano oeste, o sea, en nuestro país.

uruguay_cong

Luego llegó mi turno, conté la experiencia del Programa UBA XXII, su metodología de intervención, los objetivos y los obstáculos que durante estos años tuvo que sortear. La relación con el servicio penitenciario y el rol de la educación como herramienta indispensable para la mejora en el acceso a derechos fundamentales y también en sociedades que pretendan reducir la violencia y el delito con más igualdad de oportunidades.

En el mientras tanto recordaba, y lo compartí con los presentes, que hace más de 20 años asistía a congresos similares; estudiantes del cono sur nos reuníamos una vez por año para promover el debate crítico de ideas sobre las consecuencias del sistema penal. Todas las visiones se hacían presente en esos ámbitos estudiantiles lleno de pluralismo y ganas de cambiar las cosas; conferencias, clases magistrales, ponencias y talleres nos daban oxígeno suficiente para volver a nuestras facultades y seguir aportando a la construcción de Estados comprometidos con la protección de los derechos fundamentales, con una mirada humana del conflicto y que busquen evitar su producción en vez de repetir respuestas que agravan los problemas y llegan cuando el daño ya está hecho.

Les pregunté como me conocieron, me dijeron que buscando en internet encontraron este blog; como cambia todo pensé. También les dije que estudiantes argentinos generan espacios similares, que tienen las mismas intenciones; estaban en contacto con algunos y a partir de ahora lo estarán con muchos más.

Siempre digo que estamos en toda la Argentina para cambiarla, pero esta vez esa frase no alcanza para explicar mi convicción que el mañana será mejor que el hoy.

Muchas gracias por la invitación, nos seguimos viendo.

Anuncios