Me convocaron al programa Intratables para aportar mi mirada sobre lo que ocurre y debería hacer el Estado en las cárceles argentinas.